Las cosas no son nunca de una sola manera


30 May
30May

¿Hay una sola manera de ser buena madre? ¿buen padre? ¿buen amigo/a? ¿buena pareja?

La realidad es que nunca hay una sola manera de “ser bueno/a”. ¿Por qué? Porque todos nos comportamos a partir de nuestras experiencias y desde nuestra manera subjetiva y por tanto única de ver la vida.

Es muy frecuente que acudan a consulta padres, parejas y personas con una gran “culpa” y mochila a cuestas por “no estar haciendo las cosas bien”. Disculpas. Contradicciones. Búsqueda de motivos. “quiero que me digas que estoy haciendo mal y como debo hacer las cosas”

Pero ¿hay una manera? ¿hay un manual? Claro que no. En lo que respecta al ser humano, la cosa se complejiza. Cada historia es única.

Nuestro trabajo como psicologos/as, es trasmitirles a nuestros pacientes que no hay un “manual” de conductas correctas y que, por lo tanto, la cuestión no tiene que ver con que está bien o mal, sino, con que quieren y que pueden, en otras palabras, no tiene que ver con “deber ser”, sino con que se quiere y que se puede.

Nuestro rol es ayudarlos a pensar el método en vez de la solución. El método para resolver conflictos, para ser más creativos con su propia vida y con su entorno. En definitiva, abrir posibilidades a aquello que se vuelve un callejón sin salida. Invitarlos a dejar de lado la ilusión de “perfección” que la sociedad nos impone y ser al menos, un poco más libres.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.