Comunicación y Parejas


26 May
26May

Algunas cuestiones importantes sobre la comunicación en la pareja. 


Antes que todo, es importante saber que estas son generalizaciones que se ven en la terapia de pareja, pero el modo de trabajarlas es totalmente singular, cada pareja es un mundo, por eso la importancia de acudir a un profesional en caso de que alguna pareja y/o persona sienta que está teniendo inconvenientes en su pareja.

Para comunicar es necesario conectar

Los problemas de pareja no siempre aparecen directamente por “falta de comunicación”. Es común escuchar que las parejas o alguno de ellos dicen: “siempre hablamos de eso” “hablamos de todo lo que nos molesta del otro y sin embargo seguimos sin entendernos” 

¿Entonces? Para comunicarnos primero es necesario conectarnos con el otro: registrarlo, escucharlo, interpretarlo, si eso no sucede, realmente es como “hablar con una pared” 

¿Cómo conectar? El modo es totalmente singular de cada pareja, pero lo que, si es importante, empatizar con el otro/a, escucharlo/a dejando de lado el enojo, ponerse en el punto de vista del otro/a y por supuesto, hablarle desde tus emociones entendiendo que tu pareja interpreta de manera distinta la situación.

Adivinando

A veces solemos creer que como conocemos mucho a nuestra pareja, pensamos que también podemos anticiparnos/presuponer como va actuar si hacemos/decimos algo, entonces nos “enojamos” o “angustiamos” de antemano, sin que nuestra pareja haya actuado aún.  

La realidad es que, si bien todos tenemos ciertas maneras de comportarnos, no somos “computadoras” programadas, podemos cambiar, evolucionar, y, por lo tanto, ampliar nuestro modo de comportarnos.

Querer anticiparnos a lo que haría nuestra pareja, nos lleva a ser “controladores” y no permitirnos conocer al otro tal cual es y también sorprendernos.

Siempre estar de acuerdo

Es imposible que, siendo dos personas diferentes, siempre estén de acuerdo con absolutamente todo. Si es así, es probable que alguno/a este “reprimiendo” emociones o evitando discusiones, que, si bien a simple vista parece algo bueno, con el tiempo, puede suceder que esa persona puede ir “acumulando” la angustia, de no ser tal cual es en la pareja.

¿Entonces? Es importante, siempre ser empático con el otro/a y estar abierto al diálogo y de la posibilidad de “negociar”.

Aunque insistas el otro no va a cambiar por ello

A veces sucede que a alguno/a de la pareja le cuesta renunciar a insistirle al otro/a que “debería cambiar”. Y constantemente habla sobre ello.

Pero la realidad es que, aunque los seres humanos nos creemos capaces de  cambiar a los otros/as, solo tenemos el poder de cambiarnos a nosotros mismos.

¿Entonces? Quizás no se trate de buscar cambiar al otro/a, sino de cambiar nuestra manera de tomarnos la diferencia, es decir, reflexionar sobre que nos está generando que el otro/a sea diferente a lo que nosotros/as queremos y en todo caso elegir, si somos capaces de aceptar convivir con eso.

Todos interpretamos de manera diferente

Lo más importante a mi modo de ver, es comprender que cada uno de nosotros tenemos unos anteojos únicos e irrepetibles por los cuales vemos la vida. Es imposible que tu pareja – así como cualquier persona-  vea e interprete la realidad igual que vos.

Que sean pareja no quiere decir, que piensan/sienten e interpreten lo mismo. Aceptar esto, es elegir compartir la vida con el otro/a desde esa diferencia, aceptarse y respetarse.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.